martes, 15 de noviembre de 2016

LOS PRIMEROS PROFESIONALES

Capitulo II

No se puede afirmar con total rotundidad que el baloncesto profesional comenzase en la ciudad de Trenton (Nueva Jersey) ya que aunque la mayoría de historiadores así lo afirman hay que recordar que aunque no esté documentado propiamente existe la afirmación de Frank J.Basloe “a pioneer promoter” que escribió que el primer partido en donde se recibió dinero por jugarlo, haciéndolo de esa manera profesional,fue en su ciudad natal, Herkimer (Nueva York) un gélido día de Febrero de 1893. Tal como él dijo, se jugó en el Fox Opera House ante 150 espectadores entre el equipo local Herkimer y los visitantes llegados de Utica. Incluso hablaba de que la recaudación en taquilla había llegado a los 30 dólares!! Tal y como escribia antes, no ha llegado a nuestros días ningún tipo de documentación ni pruebas absolutas que así afirmen este hecho por lo cual me decantaré por seguir la corriente habitual y situar el orígen del baloncesto profesional en la ciudad de Trenton.




En 1896 el baloncesto había ganado en popularidad en el ámbito universitario, principalmente YMCA, pero aún así ni de lejos era uno de los favoritos del público que prefería el béisbol, las carreras de caballos o el atletismo al deporte que Naismith había creado unos años antes. Ya desde 1892 el equipo de Trenton YMCA había ido organizando partidos de exhibición e incluso había ganado el título oficioso de “National Champions” después de haber derrotado a equipos YMCA y otras universidades de la zona de Philadelphia y Nueva York.
El 31 de Octubre en una decisión sin precedentes, el equipo entero de Trenton YMCA decide abandonar el ámbito universitario de la YMCA y organizarse independientemente. El equipo estaba formado entre otros por el capitán Fred Cooper y Albert Bratton que habían sido las estrellas del equipo los 3 años anteriores. Dos conocidos del ámbito local de Trenton, Fred Padderatz y W.S Saunderson llevarían las riendas del equipo en el ámbito logístico.
El 4 de Noviembre de 1896 aparecía el primer anuncio de un partido de baloncesto de la historia. Rezaba así: Grand Opening of the Season of the National Champions, Sabado 7 de Noviembre en el Masonic Temple Hall.







El rival sería Brooklyn YMCA y el precio de las entradas alcanzaba los 25 centavos para los asientos y 15 centavos para ver el partido de pie.
El Masonic Temple era un edificio impresionante, tenía unos tres pisos de altura con tiendas a nivel de calle, las habitaciones de alquiler en el segundo piso y un gran social hall o salón de baile con un enorme techo abovedado en el tercer piso y provisto de luz eléctrica, y algo que el resto de la ciudad no poseía. En este tercer piso fue donde se dispuso de unas canastas y un “cage” (jaula) de más de 12 pies de alto alrededor de la cancha con solo dos puertas a ambos lados para permitir el acceso a los jugadores. El motivo de esta jaula era para que el balón no cayese en manos de los aficionados y para que nunca hubiese un “out of bounds” haciendo que el juego no se detuviese cada poco tiempo agilizando así el ritmo de partido.




El capitan, Cooper, declararia unos años mas tarde que la idea de la jaula vino de un “sports editor” local que habia dicho que los jugadores de Trenton jugaban como monos y deberian ser puestos en una jaula.
Trenton sería el único equipo en esos años que adoptaría el sistema de la jaula para jugar al baloncesto pero unos años más tarde cuando en 1898 se creó la primera liga profesional (NBL) el uso de la jaula sería mandatorio. Sin embargo, la jaula que estaría más extendida en el Este aunque nunca en high schools o universidades o tampoco en el Midwest, seguiría en uso hasta entrados los años treinta.


El 7 de noviembre tendría lugar el primer partido de baloncesto profesional de la historia cuando Trenton (ex YMCA) vistiendo sus mejores galas con una camiseta sin mangas de color rojo, pantalones negros y calcetines de lana se enfrentaba a  Brooklyn YMCA en el Masonic Temple de Trenton con un récord de asistencia de 700 espectadores.
El resultado de este primer partido profesional no dejó lugar a dudas y los locales de Trenton ganaron por un abultado y contundente 15-1.
Cada equipo contaba con siete jugadores: dos forward, dos defense, un center y dos side centers. Según las crónicas, la primera canasta fue anotada por Newt Bugbee de Trenton. El máximo anotador del partido sería el capitán Fred Cooper (6 puntos) con Simonson anotando la única canasta de los visitantes. El árbitro, que era nombrado por el equipo local, fue el señor Marvin A.Riley. Como serían esos tiempos que después del primer partido de la recién creada primera liga profesional los dos equipos compartirían mesa y mantel en el famoso restaurante Alhambra.


Cuenta la leyenda y según he leído en varios periódicos de la época que los jugadores de Trenton cobraron 15 dólares por el partido, con Cooper recibiendo 16 dólares por ser El Capitán pero parece excesivo que aun así teniendo 700 espectadores, recordemos los precios de las entradas oscilaban entre 15-25 centavos, el dinero recaudado sería suficiente para pagar $150 a la plantilla, más los gastos de alquiler del Masonic Hall, más el árbitro y más los gastos de viaje a Brooklyn. Por eso y tal como cuenta Robert Peterson en su libro “Cages to jump shots” la cantidad que supuestamente debieron recibir los jugadores sería alrededor de los $5, que para ser 1896 no está nada mal.





Sería el primero de los veinte partidos que Trenton disputaría esa campañas con un asombroso récord de 19 victorias y tan solo una derrota, siendo esta contra Millville por  8-0.También sería justo mencionar que en dicho partido Trenton no llevaría a sus tres figuras debido a una disputa por motivos laborales. La revancha de ese partido no se haría esperar y un par de semanas más tarde, los de Trenton endosaban un lastimoso 14-0 a los del sureste de Nueva Jersey. En el último partido Trenton pasaría por encima (14-2) de sus sucesores Trenton YMCA los cuales habían rechazado hasta ese momento cualquier invitación para un partido por parte de los profesionales. Os mencionaba antes a Fred Cooper que era el capitán, entrenador (aunque en aquella épocaaun no se conocía por ese nombre dicha función ) y una de las estrellas del equipo. Cooper era originario de Inglaterra, de la localidad de Henley-on-Thames que se encuentra a unos 40 minutos de Londres donde sus padres se dedicaban al negocio de la alfarería. Junto con su hermano, que jugaba ahora para el Trenton YMCA, se habían mudado a Nueva Jersey en 1885. Desde un principio ,Fred destacó en toda clase de deportes que venía practicando, principalmente en el fútbol al que tanto había jugado en su niñez. Deciros que ya en 1871 se había fundado el equipo de fútbol de Henley Town en la ciudad de nacimiento de Cooper. Un equipo que todavía existe en la actualidad en ligas menores británicas pero que de aquellas en 1871/72 participaba en la FA Cup original llegando a jugar incluso con el subcampeón de aquella temporada, los Royals Engineers.


Henley-on-Thames 1875


Pues bien, tanto él (Cooper),como Al Bratton habían formado parte del equipo YMCA ganador de tres “campeonatos” consecutivos implementado un juego más dinámico basado en el pase rápido entre dos jugadores al estilo de las paredes, un tuya mía vulgar, en el fútbol. Se decía que lograban meter canastas tras una serie de pases recorriendo todo el campo sin que el balón lograse caer al suelo. Recordad que estamos hablando de la última década del 1800.

Ese mismo año de 1896 se forma la YMCA Athletic League para intentar frenar a otros equipos con la misma idea que Trenton, esto es, convertirse en profesionales. Una temporada más tarde, 1897, la AAU que ya había sentado las bases de los primeros cambios del deporte en 1888 (aros, tableros, longitud del campo,etc) celebraba el primer campeonato nacional de AAU en Nueva York con doce equipos participantes (la mayoría del area de NY) quedando campeón el 23rd street YMCA. 



Acto seguido tornaron profesionales lo que les supuso su expulsión inmediata de la YMCA y con ello también la del pabellón (gym) en donde jugaban. Nacería de esa manera la historia de los “New York Wanderers”. Un breve apunte de lo que fueron aunque merecerían un capítulo aparte. Por los próximos 12-13 años el equipo no tendría un pabellón propio y se dedicaría a jugar partidos allí donde hubiese una invitación . Se convertirían en los primeros de una lista de “barnstorming teams”, esto es, algo así como los Harlem Globe Trotters de nuestros días , que van de exhibición por todo el mundo, pues los Wanderers igual pero por la zona Este de los Estados Unidos. Los Wanderers no tenía dificultades en organizar partidos contra equipos locales de Hudson, New England Pennsylvania o el Mohawk Valley. Durante la semana jugaban partidos contra equipos de ciudades donde llegase el tren y así poder volver en el mismo día y listos para ir a trabajar o estudiar sus carreras colegiales a la mañana siguiente. Solamente los fines de semana o en ocasiones especiales como Navidades o el tan americano día de Acción de gracias se aventuraban un poco más en sus viajes y a veces estaban fuera de Nueva York por tres o cuatro días . Por ejemplo, en Nochevieja de 1900 jugaban contra Pittsburgh South Side y luego en el día de Año Nuevo (New Year’s Day) organizaron tres partidos (mañana, mediodía y tarde). Eran tan populares que incluso les dió para tener a uno de los primeros sponsors conocidos a un equipo de baloncesto cuando los Laboratorios Hood de Massachusetts que manufactaraban un tipo de tónica les entregó 5 dolares a cada jugador y una botella gratis de la bebida para anunciarles. Al menos el lema de la compania estaba bien: " If made by Hood It's Good".



Referencias:
- Libro "I grew up with basketball" de Frank Basloe.
- Archivo periodico True American.
- Libro "From cages to Jump shots" de W.Peterson.
- Annual Antique Bottle Show (foto)


No hay comentarios:

Publicar un comentario